El cerebro del consumidor y el neuromarketing

El neuromarketing es la rama del marketing que se ocupa de estudiar cómo funciona el cerebro del consumidor durante una compra.

En el sistema capitalista en el que vivimos, poder vender más y mejor es uno de los principios detrás de la economía. Por esta razón, las empresas están profundamente comprometidas a hacernos comprar sus productos. Publicidad, campañas promocionales, técnicas de persuasión … «hacer todo» todavía no es suficiente para mejorar las ventas. Y para empeorar las cosas, recientemente se ha creado una disciplina que estudia el cerebro del consumidor.

Estamos hablando de neuromarketing, una combinación de estudios sobre hábitos de consumo basados ​​en la neurociencia moderna. Gracias a esta disciplina, hoy sabemos mucho sobre lo que sucede en nuestra mente cuando compramos. En este artículo conocerás algunos de sus descubrimientos más importantes.

¿Qué estudia el neuromarketing?

Hasta ahora, las técnicas de venta habían esquivado la ciencia o, mejor dicho, habían sobrevivido o caído en el camino en el principio de «prueba y error». Sin embargo, en las últimas décadas, hemos sido testigos de un intenso avance de nuestro conocimiento de diferentes aspectos de la mente humana. Así, hoy sabemos mucho más sobre aspectos como la memoria, la percepción o la motivación.

Por otro lado, gracias a las técnicas modernas de neuroimagen, comprendemos aún mejor cómo funciona el cerebro del consumidor. Juntos, estos dos conocimientos crean neuromarketing, o una ciencia que ha revolucionado la forma en que las grandes empresas venden.

Neuromarketing
Neuromarketing

Al implementar todos los descubrimientos de esta disciplina, las empresas están explotando los prejuicios de nuestro cerebro para lograr varios objetivos:

  • Crea productos más atractivos.
  • Mejora la imagen de marca.
  • Distinguir sus productos de los de la competencia.
  • Cambie el contexto de compra para aumentar las ventas.
  • Aumenta los beneficios obtenidos.

Por esta razón, estudiar el cerebro del consumidor se ha convertido en una valiosa fuente de conocimiento para poder vender. A continuación, encontramos algunas de las áreas de aplicación más comunes entre las descubiertas por neuromarketing.

1. Diseño de carros de compras.

¿Te has preguntado alguna vez por qué las ruedas de los carros de compras parecen desviarse cuando se mueven sobre grandes superficies? Por extraño que parezca, esta característica no es accidental. Resultó que cuando el carro se desvía hacia los estantes, tendemos a prestar atención a los productos que se muestran allí. Y por lo tanto para comprarlos.

Pero esta no es la única característica de los carritos de compras que se inspiró en el estudio del cerebro del consumidor. El tamaño también es importante; Así como nuestra mente funciona, tendemos a llenar el carro que llevamos. Por esta razón, cuanto más espacioso sea el carrito, más dinero tendremos a gastar.

2. Disposición de productos dentro del supermercado para el cerebro del consumidor.

Otra de las aplicaciones prácticas del neuromarketing es el diseño de las tiendas y estanterías en las que se exhiben los productos. Como consecuencia del funcionamiento de nuestro cerebro, tendemos a elegir los más disponibles (incluso si no tenemos que inclinarnos …).

A la luz de esto, se considera la altura a la que se colocan los productos en los estantes. Gracias a técnicas como escanear el movimiento de la pupila, se ha descubierto que tendemos a comprar más fácilmente lo que está a la altura de los ojos. Por esta razón, las marcas más caras se encuentran a la altura de nuestra cara, mientras que las marcas «anónimas» se colocan en la parte inferior.

Por otro lado, las necesidades básicas generalmente se encuentran al final de la tienda. De esta forma, para comprarlos tendremos que pasar por varios corredores que atraerán nuestra atención; en general, terminamos comprando mucho más de lo que inicialmente necesitábamos.

Neuromarketing y efectos en el cerebro
Neuromarketing y efectos en el cerebro

Efectos de estas técnicas en el cerebro del consumidor.

Al descubrir las técnicas de neuromarketing empleadas por el mundo de las ventas, uno podría preguntarse dónde reside el libre albedrío del consumidor. ¿Es tan simple manipularnos para inducirnos a comprar un determinado producto?

Esta pregunta está exactamente en el corazón de algunos estudios realizados por R. Mark Wilson, Jeannie Gaines y Ronald Paul Hill y, desafortunadamente, la respuesta no está del todo clara. Sin embargo, como sucede en el campo de la persuasión, sabemos que estas técnicas tienen el mayor efecto cuando no prestamos especial atención a lo que hacemos (como sucede, por ejemplo, cuando tenemos prisa).

Si quiere evitar caer en la red de neuromarketing, será mejor que pase el tiempo que necesita, vaya allí con una lista e intente expandirla lo menos posible. Además, se recomienda ir allí después de comer, ya que de esta manera los productos calóricos no parecerán tan interesantes.

Estos pequeños trucos pueden marcar la diferencia entre una compra guiada por nuestras necesidades y una guiada por el supermercado que vende los productos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Daniel D´Angelo .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios siteground.es.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.